Deficiencia de vitamina D en embarazadas se asocia a obesidad infantil.

Un nuevo estudio del Keck School of Medicine revela que la deficiencia de vitamina D en mujeres embarazadas puede resultar en niños obesos.


Específicamente, los investigadores observaron que las madres con niveles bajos de vitamina D en el primer trimestre del embarazo tenían niños de 6 años con mayor circunferencia de cintura promedio y mayor porcentaje de grasa. Es por esto que si estás embarazada o estas en campaña asegurarse de tener un buen nivel de vitamina D en sangre es un buen seguro de salud para tu pequeño.